Cine

Película :“Morir” (Fernando Franco)

El pasado fin de semana en la sesión de las 16h, como es habitual a esa hora, había muy pocas personas, en total ocho, todas ellas acudíamos a ver la película en solitario, exceptuando dos personas que iban juntas  y eran además, las más mayores de la sala.

En el minuto 16:26h todos miramos el reloj, no sé lo que pensaron los demás, pero yo pensé: ¡Solo ha pasado media hora!.  Alrededor de las 17h, un hombre  sale del cine, quedamos 7.

Al terminar la  película  una de las mujeres que iban juntas le dice a la otra, con  voz muy  alta para que todos lo pudiéramos escuchar: Esta película no se la recomiendo ni a mi peor enemigo.

Los que acudimos a ver “Morir” sabíamos que iba a ser una película dura, el tema de la muerte con dolor. El director se centra sobre todo en el papel del cuidador, en este caso la mujer, que además lleva todo el peso de la enfermedad de su pareja, en solitario por expreso deseo de él.

Aparecen las palabras soportar, aguantar en los dos protagonistas, Luis y Marta, que nos muestran cómo cambia radicalmente su vida, al sufrir Luis una enfermedad terminal. El director sitúa el hospital en frente de una sala de bingo, estableciendo un paralelismo entre el azar de la vida, te toca o no te toca estar enfermo, te toca o no te toca curarte. Puedes cantar línea, pero no por conseguir bingo. La operación de Luis sale bien, pero no vence al tumor.

Fernando Franco  narra los sucesos de forma muy lenta, no maneja bien los tiempos, ni el ritmo de la historia que quiere contar. Sí consigue mostrar  el abanico de sentimientos por los que pasan los protagonistas, tanto el enfermo y  como la cuidadora: dolor, lucha, aceptación, culpa, egoísmo, resignación, paciencia, sacrificio, lealtad, amor. Luis tiene miedo a que los demás sepan de su enfermedad, tiene miedo a que Marta le deje, tiene miedo de morir. Marta lleva  el declive de él, totalmente sola, aunque le cueste y necesite cada vez más su propio espacio para poder respirar y  poder continuar;  se siente cada vez más ahogada y  agotada,  pero no deja  de estar a su lado, cuidándole y ofreciéndole cariño. Es una buena historia, muy realista, pero resulta pesada, larga y fría, no llega a conectar con el espectador. Los dos actores realizan un excelente trabajo, pero no logran salvar la película. Resulta inevitable asociarla con Amor de Haneke, pero se  queda muy lejos de ella, tan solo en alguna escena muy puntual siquiera llega rozarla.

Destacar la buena selección de los paisajes y lugares donde transcurre la película; y también la muy buena la elección de las canciones, muy especialmente la de Héroes, haciendo una clara  alusión a quienes son realmente los héroes diarios.

Y al finalizar todos salimos del cine  pensando lo mismo, lo que deseamos  todos  desde siempre , pero  tras la película con mayor intensidad: morir sin molestar.

Advertisements

About Azul, verde y a veces gris

Licenciada en Psicología por la Universidad Autónoma de Madrid. Licenciada en Criminología por la Universidad Europea de Madrid. Máster en Perturbaciones de Audición y Lenguaje por la Universidad Autónoma de Madrid. Profesora de Educación Secundaria en Comunidad de Madrid. Jefa del departamento de Orientación en un instituto público de Madrid. Coautora del libro "Películas para trabajar en el aula" (2012). Autora del libro "Educando con cine" (2017)
This entry was posted in cine. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s