Loving Vincent

Loving Vincent

Imagen relacionadaResultado de imagen de loving vincent

A lo largo de los años se han realizado varias versiones sobre la vida del pintor Van Gogh, pero ninguna de una forma tan diferente, tan especial, tan visual  y tan única, como Loving Vicent.

 

Detrás de esta película hay una labor muy minuciosa y  perfeccionista llevada a cabo durante varios años por el trabajo de 125 artistas, que recrean varios de los cuadros del artista, y permiten al espectador introducirse dentro  de ellos, de una forma mágica e irreal. Destacar además que es la primera película de animación pintada al óleo.

 

Sus directores son Dorota Kobiela y Hugh Welchman, en una coprodución británico polaca, nos muestran la reconstrucción de las últimas semanas de Van Gogh, en el pueblo de Auvers, generando la gran duda de saber si fue realmente un suicidio, la causa de la muerte del pintor.

Kobiela y Welchman viven en el puerto de Gdynia en Polonia, donde se ha rodado la película;  para la realización de la misma se recorrieron todos los museos donde se exponen  las obras del artista, así como se documentaron con  lecturas de biografías, ensayos e investigaciones sobre el pintor. Dorota cuenta que la colaboración comenzó cuando se enamoraron, no solo entre ellos, en 2008, sino con la historia inspiradora de un artista como Van Gogh. También declara: “Cuando me aventuré en esto, decidí combinar mis dos pasiones: la pintura y el cine. Muchos de sus cuadros y de los sucesos que vivió el artista me inspiraron. He batallado contra la depresión desde que era una niña, así que encontré una forma de canalizar mis problemas a través del arte, algo similar a lo que le sucedió a van Gogh, que recogió la belleza del mundo en sus cuadros”

 

Hugh Welchman explica: “Van Gogh pintó todo lo que se encontraba a su alrededor: personas, habitaciones, plantas y hasta sus zapatos”. Realmente la película nos descubre la relación de cada uno de los personajes que retrató Van Gogh, con él mismo, y  nos permite conocer el papel que  jugaron en su vida, durante su estancia en la pequeña villa francesa.

Estos dos directores escogieron como   título de la película,   la frase con la que  terminaba Van Gogh todas sus   cartas  a su hermano Theo, “Loving, Vincent

Vincent fue una persona de difícil trato, sensible, hosco, con serios problemas de salud mental, hay algunos investigadores  como el psicólogo V.M. Pérez Velasco que considera que tenía el síndrome de Asperger, aunque su diagnóstico no está nada claro, ya que muchos otros especialistas se inclinan más por la esquizofrenia. Su figura que arrastra fracasos, incomprensión, desórdenes mentales, burlas muchas de ellas crueles, y  un final trágico consigue despertar el interés de la gente, y muchos a través del personaje se acerquen a su obra de arte.

Una faceta que siempre conmueve es la relación entre Vincent y su hermano menor Theo, que siempre creyó en él, y jamás dejó de ayudarle, fue casi el único en no considerarlo un vago, un loco.  Theo murió seis meses después que su hermano, estaba muy enfermo, y el suicidio de su hermano le afectó mucho, en sus últimos días llegó a tener  la razón extraviada. De entre las más de seiscientas cartas que le escribió Van Gogh destaco algunas de sus frases:

 “Sueño con pintar y luego pinto sueños”

“¿Qué sería de la vida si no tuviéramos el valor de intentar cosas nuevas?”.

Cuando siento una necesidad de religión salgo de noche y pinto las estrellas”.

“Los pescadores saben que el mar es peligroso y la tormenta, terrible, Pero eso no les impide hacerse a la mar”.

“Si oyes una voz dentro de ti diciéndote no sabes pintar, pinta, ¡Faltaría más! y la voz se callará”.

“Es mejor tener mucho espíritu, aunque se cometa un mayor número de errores, que ser de mente estrecha y prudente para todos”.

“Es bueno amar tanto como se pueda, porque ahí radica la verdadera fuerza, y el que mucho ama realiza grandes cosas y se siente capaz, y lo que se hace por amor está bien hecho”.

“Estoy muy triste y me siento más desgraciado de lo que puedo decir, y no sé hasta dónde he llegado… No sé qué hacer ni qué pensar, pero deseo vehementemente dejar este lugar… Siento tanta melancolía”.

“No puedo cambiar el hecho de que mis cuadros no se vendan. Sin embargo, el tiempo hará que la gente reconozca que mis cuadros valen más que el valor de las pinturas utilizadas en él”.

“He puesto mi corazón y mi alma en mi trabajo, y he perdido mi mente en el proceso”

“La normalidad es un camino pavimentado: Es cómodo para caminar, pero no crecen flores en él”.

Advertisements

About Azul, verde y a veces gris

Licenciada en Psicología por la Universidad Autónoma de Madrid. Licenciada en Criminología por la Universidad Europea de Madrid. Máster en Perturbaciones de Audición y Lenguaje por la Universidad Autónoma de Madrid. Profesora de Educación Secundaria en Comunidad de Madrid. Jefa del departamento de Orientación en un instituto público de Madrid. Coautora del libro "Películas para trabajar en el aula" (2012). Autora del libro "Educando con cine" (2017)
This entry was posted in cine. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s