SOLITUDES

5b79c8ad32ac0a08c7c17663cc773078_thumb

Solitudes

Esta obra de teatro es de la compañía vasca Kulunka,  que con tan solo tres actores de reparto, José Dault, Garbiñe Insausti y Edu Cárcano  representan varios personajes diferentes.

 

Lo que hace especial, diferente y única a esta pieza teatral es que los actores actúan con unas grandes máscaras y  no hay diálogos, pero la comunicación no verbal de gran expresividad, junto con   la música que le acompaña, consiguen algo muy difícil, una comunicación universal que se trasmite  a todos los espectadores, logrando que capten  cada uno de los sentimientos y de los pensamientos de los protagonistas.

 

Solitudes, soledades, no engaña trata de la soledad de cada uno de personajes, soledades muy distintas: la de la vejez; la de un hombre de mediana edad que tiene que sacar adelante a su padre, a su hija adolescente y a un perro que le domina; la de la adolescente que no puede vivir sin estar pendiente del móvil y que necesita el alcohol para relacionarse; la de la prostituta que comienza a ser prostituta; la del mendigo que roba…

 

La obra es también una crítica feroz a una sociedad con hombres y mujeres cada vez más aislados, que no se comunican, que no se entienden… Una acusación que se esconde  tras una escena cómica como la del electricista, en la que se señala a las personas que se aprovechan de los ancianos; o  en la escena de  cuando van  a tirar las cenizas de la abuela al mar, mientras que  el hijo está más pendiente de hacer fotos a las gaviotas, y la nieta no para de mirar al móvil, mostrando el enfriamiento de los sentimientos.

Se vive mirando al reloj, haciendo las cosas deprisa, no dedicando el tiempo ni a las personas, ni a las cosas que realmente importan, y regalando el tiempo a las cosas y a las personas que realmente no son relevantes. Y también está esa televisión que se pone para evadirse de escuchar la vida, que se le impone al viejo que no quiere verla, ni escucharla, porque aún le quedan sus  cartas…

 

Hay fragmentos tan conmovedores y tristes, como cuando el anciano domestica  a una mosca, para que se le pose en su dedo, como una caricia…

 

Destacar la ternura de la pareja de abuelos jugando a las cartas, cómo se divierten, cómo lo  disfrutan; cada día el reloj con un sonido especial les indicaba que era la hora de la partida. Y cuando ella yo no está…, se nos muestra  la escena magistral del anciano recordándose junto a ella, sentados en la mesa, con la  baraja. Muerta ella, nadie tiene espacio, ni ganas de jugar  con él, por mucho que les reparta las cartas, tan solo aquella prostituta a la que tuvo que pagar para que jugaran una partidas.

 

La parte final, resulta especialmente emotiva, el hijo termina entendiendo al padre y le busca, pero se encuentra con  un anciano que ya  ha perdido la luz. La representación nos habla de vidas cotidianas, rutinarias, solitarias que como suele pasar generalmente, se comprende lo que se  tenía que haber hecho y no se hizo, demasiado tarde.

 

El espectáculo combina drama y comedia, de una forma brillante, para compensar los momentos más amargos. Los tres jóvenes actores son extraordinarios, señalar que además de actriz Garbiñe Insausti, ha diseñado y construido las máscaras. Destacar a  Luis Miguel Cobo que hace un trabajo musical excepcional.

 

Solitudes es una obra de arte, original, creativa, especial, distinta, delicada, tierna, sensible, emotiva, conmovedora, bella, poética, una auténtica joya que nos hace pensar, sentir. En definitiva, logra  hurgar y acariciar  el corazón.

 

 

 

 

 

 

 

 

Advertisements

About Azul, verde y a veces gris

Licenciada en Psicología por la Universidad Autónoma de Madrid. Licenciada en Criminología por la Universidad Europea de Madrid. Máster en Perturbaciones de Audición y Lenguaje por la Universidad Autónoma de Madrid. Profesora de Educación Secundaria en Comunidad de Madrid. Jefa del departamento de Orientación en un instituto público de Madrid. Coautora del libro "Películas para trabajar en el aula" (2012). Autora del libro "Educando con cine" (2017)
This entry was posted in Libros/teatro. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s